Máquina para predecir infecciones

Un nuevo dispositivo podría ayudar a reducir la cantidad de pacientes que tienen infecciones postoperatorias.

El equipo, diseñado por investigadores de Durham, Reino Unido, puede predecir, apenas medio día después de una operación, si la herida tiene posibilidades de infectarse.

Una de las principales causas de estas infecciones es la presencia, en hospitales, de bacterias de gran resistencia a antibióticos, como el staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM, también conocida por sus siglas en inglés, MRSA).

Aunque se tomen medidas higiénicas estrictas para tratar de minimizar el riesgo en los quirófanos y las salas de hospitales, algunos pacientes pueden ser muy vulnerables a contraer infecciones.

Esto se debe a que no les llega suficiente sangre rica en oxígeno a sus heridas.

Como resultado, no sólo se hace más lento el proceso de curación, lo que favorece el desarrollo de la infección, sino que la falta de oxígeno también dificulta la reacción del sistema inmunológico ante las bacterias dañinas.

¿Rojo o púrpura?

El equipo diseñado en el University Hospital of North Durham se basa en un principio muy sencillo: las células sanguíneas ricas en oxígeno son de un color rojo brillante, mientras que las demás son púrpuras.

El dispositivo envía una luz infrarroja a la piel alrededor de la herida y la señal que ésta refleja difiere, en dependencia del color de las células sanguíneas.

Los investigadores realizaron un estudio con 59 pacientes que se recuperaban de operaciones en el abdomen.

Les hicieron pruebas con el aparato portátil 12, 24 y 48 horas después de la operación y una semana más tarde.

En total, 17 pacientes tuvieron infecciones. Las pruebas habían sugerido que esto ocurriría, debido a los bajos niveles de oxígeno en los tejidos alrededor de sus heridas.

No invasivo

“Lo bueno de este dispositivo es que ni siquiera es necesario quitar la película transparente que se coloca sobre la herida después de la operación. Es completamente no invasivo”, dijo el jefe del equipo de investigación, Dr. David Harrison.

“Poder identificar a los pacientes con mayor riesgo de infección, apenas 12 horas después de una operación, nos permite tomar medidas a tiempo”, añadió.

En estos momentos, la técnica se somete a un ensayo clínico mucho mayor en Estados Unidos.

Los resultados de la investigación inicial fueron publicados en la revista especializada British Journal of Surgery .

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Actualidad

Comments are closed.