Príncipes anuncian concierto por Diana

Los príncipes Guillermo y Enrique, hijos de Carlos de Inglaterra y la fallecida Diana de Gales, revelaron los planes para un gran concierto de música pop y un servicio memorial con motivo del 46º aniversario del natalicio de la princesa y el 10º de su muerte.

El concierto tendrá lugar el 1º de julio próximo en el estadio de Wembley, en el norte de Londres, y el servicio religioso todavía no se ha revelado dónde tendrá lugar.

“Los dos queríamos dejar nuestro sello (en el concierto). Deseamos que represente con exactitud lo que a nuestra madre le hubiera agradado”, dijo el príncipe Guillermo.

“Queremos un concierto lleno de energía, lleno del tipo de diversión y alegría que a ella le hubiera gustado”, añadió. “En su cumpleaños deseamos que sea el mejor regalo que ella jamás recibió”.

La recaudación del concierto -cuyas entradas se comenzarán a vender este miércoles a unos US$88 se donarán a entidades humanitarias que Diana de Gales apoyaba.

Los hijos de la princesa Diana esperan que en el servicio religioso estén presentes tanto la familia paterna como la materna, “todos unidos”.

Para reflejar la predilección de la princesa por la música y la danza, el concierto incluirá actuaciones del Ballet Nacional Inglés y se interpretarán piezas de obras de Andrew Lloyd Webber.

Ya confirmaron su presencia Elton John, Duran Duran, Joss Stone, Bryan Ferry y Pharell Willams.

El informe

Los planes se dieron a conocer dos días antes de que el ex comisario de la Policía Metropolitana de Londres, John Stevens, comunique el resultado de una investigación británica sobre la muerte de la princesa en París.

Diana de Gales murió en 1997 en una clínica de la capital francesa, horas después de un accidente de tráfico en un túnel parisino, en el que también murió su compañero sentimental, Dodi al Fayed, y el conductor del vehículo en que viajaban, Henri Paul.

Este sábado, un programa de la BBC reveló que pruebas de ADN realizadas a la sangre del chofer parecen confirmar que estaba borracho la noche del fatal accidente.

Exámenes de ADN a los que tuvo acceso la BBC confirmarían que las pruebas -que mostraban un nivel de alcohol en la sangre de Henri Paul tres veces superior al límite establecido en Francia- no fueron alteradas ni reemplazadas, como aseguran teorías conspirativas.

Esas versiones sostienen que las pruebas fueron cambiadas para presentar al conductor como un borracho y así encubrir un supuesto crimen de los servicios secretos.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Actualidad, Cultura

Comments are closed.