La epidural “impide” amamantar

La anestesia epidural para aliviar el dolor de parto podría causar problemas para amamantar.

Esa es la conclusión de un estudio llevado a cabo en la Universidad de Sydney, en Australia.

La investigación encontró que las mujeres que se someten a una epidural en el parto tienen más posibilidades de desarrollar problemas en la primera semana después del nacimiento.

Y también, dice el estudio publicado en la Revista Internacional del Amamantar, podrían suspender la lactancia más temprano.

El estudio observó a 1.300 mujeres que tuvieron un bebé en 1997.

Según los científicos una sustancia química en la anestesia epidural podría afectar al bebé.

Pero otros expertos subrayan que con las técnicas modernas, la anestesia epidural puede tener más beneficios que riesgos tanto para la madre como el bebé.

“Sin duda tener un bebé recién nacido deprimido puede ser un problema para la madre” dijo a BBC Ciencia el doctor Eugenio Canessa, jefe del departamento de Anestesiología Obstétrica de la Clínica Las Condes, en Chile.

“Pero con las dosis que se usan actualmente de anestesia, no hemos visto alteraciones conductuales del bebé”, agrega el experto.

En el Reino Unido, cerca de 20% de mujeres piden una anestesia epidural para aliviar el dolor de parto.

En otros países, como Chile, esta cifra aumenta a 99% ya que muchas mujeres no se plantean la posibilidad de tener un parto sin medicamentos para aliviar el dolor.

Los investigadores australianos analizaron el historial de nacimientos y amamantamiento de las mujeres.

De las 416 que habían tenido una epidural, 172 habían sido sometidas a una cesárea.

Aunque 93% de las mujeres estudiadas amamantaron a sus bebés en la primera semana, aquéllas que recibieron una epidural mostraron más probabilidades de tener problemas.

También mostraron más posibilidades de suspender completamente el amamantamiento antes de que el bebé cumpliera seis meses.

Esto comparado con las mujeres que no recibieron medicamentos contra el dolor.

Hasta 75% de los que no tuvieron analgésicos seguían amamantando a las 24 semanas, comparadas con el 53% que recibieron el analgésico petidina o la epidural.

Beneficios

Los investigadores australianos indican que “hay creciente evidencia de que el componente de las epidurales, el fentanil, podría estar asociado con bebés adormecidos y dificultades para establecer el amamantamiento”.

Agregan que “cualquiera que sea el mecanismo subyacente, es importante que las mujeres que tienen mayor riesgo de cesación de amamantamiento obtengan asistencia adecuada”.

Pero tal como señala el doctor Canessa, es posible que el fentanil tenga un efecto en el bebé.

Pero subraya que hay otros factores que podrían explicar la relación entre la epidural y los problemas al amamantar.

“El tener un parto tranquilo y una mamá cooperativa que goza y está contenta durante el nacimiento es un punto a favor del uso de anestesia obstétrica”, señala el experto.

“Creo que hoy en día, la anestesia moderna colabora en el establecimiento de una buena relación entre madre e hijo, más que obstaculizar esa relación”.

“Pero también es importante notar que nosotros no tenemos la experiencia del parto sin anestesia, ya que la usamos en el 100% de nuestras pacientes”.

“Y nuestros neonatólogos no nos han planteado la posibilidad de alguna alteración mayor en el recién nacido”, agrega el anestesiólogo.

Según los expertos, es necesario llevar a cabo más estudios para confirmar lo que hasta ahora es solamente una preocupación teórica.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia

Comments are closed.