Bebedoras, las más deprimidas

Según un estudio, la relación entre beber en exceso y la depresión es más fuerte en las mujeres que en los hombres.

Investigadores canadienses y estadounidenses entrevistaron a 6.009 hombres y 8.504 mujeres acerca de su consumo de alcohol y su historial de depresión.

El estudio indica que beber en exceso afecta la salud mental de las mujeres.Descubrieron que las mujeres que bebían en exceso tenían más tendencia a ser clínicamente depresivas que los hombres.

Sin embargo, beber con moderación no parece incrementar el riesgo en los dos sexos, informó la publicación Alcoholism: Clinical and Experimental Research (Alcoholismo: Investigación y Experimentación Clínica).

El estudio midió el consumo de alcohol durante la semana anterior y el año pasado, incluyendo la frecuencia de bebida, cuánto se ingería cada vez, la máxima cantidad que se consumía en general y si hubo periodos de bebida en exceso.

Beber para escapar

En el estudio también se midió la depresión y se definió si la persona reunía los criterios para ser calificada como clínicamente depresiva o si había experimentado sentimientos recientes de depresión.

La investigación, llevada a cabo por el Centro para la Adicción y la salud Mental de Canadá y la Universidad de Dakota del Norte, dice que la diferencia entre hombres y mujeres sólo fue advertida en aquellos que sufren depresión clínica.

Los investigadores creen que puede ser porque las mujeres altamente deprimidas beben como una manera de escapar de sus problemas.

Círculo vicioso

La profesora Sharon Wilsnack, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Dakota del Norte, dijo : “Este patrón de asociaciones es más consistente con mujeres que usan el alcohol para contrarrestar la depresión, que con el consumo crónico de alcohol que hace que las mujeres se depriman”.

“Sin embargo, un círculo vicioso puede empezar con la bebida como respuesta a la depresión”.

La terapia puede ayudar a la gente a combatir la depresión.Dijo que la depresión clínica puede animar a algunas mujeres a beber grandes cantidades de alcohol con la esperanza de contrarrestar los sentimientos depresivos, “con riesgo de abuso de alcohol y dependencia”.

Como consecuencia de esto, también afirmó que los doctores tenían que estar atentos a las mujeres que intentaban medicar sus estados de ánimo con alcohol.

Los investigadores dijeron que se necesitaba más trabajo para saber si el alcohol lleva a la depresión, si la depresión lleva al alcohol, o si la relación es establecida por otra causa.

Andy Bell, de la Alianza de Salud Mental, un grupo de organizaciones de beneficencia y profesionales de la salud, está de acuerdo con que aún no está claro qué se da primero, si la depresión o la bebida.

“Sabemos que el vínculo es significativo, pero también complejo. La gente con problemas mentales puede beber y las adicciones a las drogas a menudo necesitan un acercamiento multidisciplinario”.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.