Un estudio revela los bruscos cambios climáticos de la transición de la Edad de Hielo

EL CALENTAMIENTO ES AHORA MUCHO MÁS VELOZ

EFE

WASHINGTON.- El fin de la Edad de Hielo fue precedido por violentos cambios climáticos, según un estudio divulgado por la revista ‘Science’ que pone en tela de juicio la teoría del calentamiento global progresivo.

El deshielo en apenas diez años (1991-2001) del glaciar Triftgletscher, en los Alpes suizos, muestra como el actual cambio climático puede llegar a ser aún más brusco. (Jürg Alean)Hace 300 millones de años el Hemisferio Sur del planeta estaba casi totalmente cubierto por el hielo; los océanos del norte eran una sola masa gélida y los trópicos estaban dominados por espesas selvas.

Pero 40 millones de años después, el hielo había desaparecido; el mundo era un lugar ardiente y árido. La vegetación era escasa y los vientos secos soplaban sobre una superficie donde casi no había vegetación.

“Sólo un reptil podía sobrevivir en esas condiciones”, asevera Isabel Montañez, profesora de Geología de la Universidad de California y autora del estudio.

Fueron cambios muy bruscos en el nivel de dióxido de carbono, alteraciones violentas del clima y transformaciones extremas de la vegetación. “Eso ocurrió en un espacio de millones de años y no se podría vincular directamente al calentamiento que ocurre ahora en el mundo”, advierte Montañez.

Sin embargo, la científica incide en que ambas épocas tienen aspectos paralelos, en particular el que el factor dominante del cambio climático es el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera.

El CO2, protagonista

Los nuevos datos demuestran que durante millones de años los niveles de dióxido de carbono oscilaron entre las 250 partes por millón hasta las actuales: 2.000 partes por millón.

Al mismo tiempo, las capas de hielo del sur se retiraron a medida que aumentaba el dióxido de carbono y se extendieron al descender esos niveles. Según Montañez, ese patrón de aumento de dióxido de carbono y calentamiento que eliminó gran parte del hielo corrobora la teoría de que la glaciación del Paleozoico fue causada por gases ‘invernadero’. “Podemos ver una patrón de más nivel de dióxido de carbono junto con un aumento de las temperaturas, con una serie de altos y bajos de esos dos factores”, señaló.

Hasta ahora, los científicos señalaban que el proceso de calentamiento provocaba un deshielo sostenido de forma progresiva y sin alteraciones. Pero los datos conseguidos en la investigación señalan que el clima tuvo violentas oscilaciones entre ambos extremos de frío y calor, aun cuando la tendencia fue hacia un aumento de la temperatura, hace 260 millones de años.

“La transición ocurrió en medio de una serie de cambios bruscos, entre condiciones muy frías y muy calientes, y duró tal vez entre medio millón y unos pocos millones de años”, señaló Montañez.

El nuevo cambio climático será más rápido

La geóloga aclara que los resultados de su estudio no tienen una vinculación directa con el calentamiento global que estaría ocurriendo en el planeta actualmente, debido, principalmente, al aumento de los gases invernadero emitidos en la atmósfera como resultado de la quema de los combustibles fósiles.

Una diferencia crucial, según señala Montañez, es el hecho de que el aumento en la atmósfera del dióxido de carbono está ocurriendo en un lapso mucho más corto. “Aunque nuestros datos cubren muchos millones de años, fenómenos similares podrían ocurrir durante un lapso mucho más corto”, advierte.

Martínez prevé a través de su trabajo que el cambio climático no ocurrirá de forma gradual sino a través de una serie de “oscilaciones inestables y dramáticas”.

Ardua investigación

La conclusión principal del estudio fue extraída del análisis de los registros de dióxido de carbono atmosférico que han quedado preservados en las rocas, el carbón y los fósiles de plantas.

El grupo científico encabezado por Montañez hizo un registro de las temperaturas de la superficie a partir de los fósiles de braquiópodos y vegetales de las antiguas selvas del planeta.

Para determinar el avance y la retirada de los glaciares, los científicos examinaron las cicatrices geológicas dejadas por las capas de hielo que cubrieron la masa de tierra conocida como Gonduanalandia, que incluía la mayor parte de los territorios del moderno Hemisferio Sur.

Fuente: elmundo.es

Leave a comment

Filed under Ciencia

Comments are closed.