Prueban vacuna contra el cáncer

Una prueba clínica a gran escala para verificar la efectividad de una vacuna contra la forma más común de cáncer de pulmón comenzó esta semana.

Más de 1.300 pacientes en el mundo participarán en las pruebas del medicamento Stimuvax, que en los ensayos clínicos preliminares demostró aumentar la posibilidad de supervivencia en muchos enfermos.

La vacuna está dirigida a la forma más común de cáncer de pulmón.La vacuna funciona estimulando al sistema inmunológico a que ataque a las células cancerosas.

Fue creada para curar el cáncer de células no pequeñas (o no microcítico) que es la forma más común de la enfermedad en el Reino Unido.

En la actualidad, el tratamiento consiste en una combinación de quimioterapia, cirugía y radioterapia.

La mitad de las personas que participan en la prueba (que se lleva a cabo en varios países) recibirán este tratamiento más la vacuna, mientras que la otra mitad recibirá el tratamiento más un placebo.

De este modo, los científicos podrán comprobar su efecto.

Otras formas de cáncer

La vacuna fue desarrollada en el Reino Unido con el apoyo de la asociación Cancer Research y la tecnología fue aportada por la firma canadiense, Biomira.

La doctora Keith Blundy, operadora principal de Cancer Reserarch Technology, el brazo comercial de Cancer Research, dijo que “las vacunas con un objetivo específico son una forma de aproximación interesante, que puede ofrecer, potencialmente, nuevas opciones de tratamientos para distintos tipos de cáncer”.

Otros científicos están investigando el potencial que la misma vacuna pueda tener para tratar otras formas de cáncer.

La vacuna funciona provocando al sistema inmunológico a atacar una sustancia química llamada MUC-1, que se encuentra sólo en la superficie de las células cancerosas.

Una vez que esto sucede, el cuerpo debería poder destruir las células cancerosas sin tocar a las células sanas.

Más años de vida

Pruebas a menor escala, en las que tomaron parte 171 pacientes en los que los tratamientos convencionales dieron buenos resultados, demostraron que la vacuna puede ser beneficiosa para algunas personas que padecen cáncer.

Nuevamente, los médicos dividieron al grupo en dos, a unos les aplicaron la vacuna y a los otros un placebo.

Durante los años siguientes, los científicos monitorearon al grupo.

En el que recibió el placebo, la mitad de los enfermos sobrevivieron por 13 meses o más. En cambio, la mitad de los pacientes del grupo al que le fue suministrada la vacuna sobrevivió por 30 meses o más.

Si la prueba que está llevándose a cabo en la actualidad ofrece resultados similares, la vacuna podría entonces estar a disponible para un mayor número de pacientes con cáncer de pulmón.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.