Amamantar mejora estatus social

Los bebés que son amamantados tienen más probabilidades de ascender en la escala social cuando llegan a la edad adulta, sugiere un estudio llevado a cabo en el Reino Unido.

El equipo de la Universidad de Bristol monitoreó el progreso de 1.400 bebés nacidos entre 1937 y 1939 durante 60 años y descubrió que aquellos que fueron amamantados, tuvieron un 41% más de posibilidades de subir en la escala social que los bebés alimentados con biberón.

Los beneficios son aún mayores si el bebé es amamantado por más tiempo.Según los expertos, el estudio de los Archivos de Enfermedades en la Infancia respalda la idea de que el contacto físico íntimo entre madre y criatura tiene resultados positivos a largo plazo para los niños.

Las personas que participaron en la investigación lo hicieron originalmente para un estudio sobre dieta y salud que se llevó a cabo durante la época de la pre-guerra en Gran Bretaña.

Los expertos siguieron el progreso de estos bebés hasta que cumplieron un promedio de 73 años.

Amamantar y clase social

En ese entonces, el amamantamiento estaba menos relacionado con la clase social como lo está ahora, donde la práctica está mayormente establecida en las familias de clase media.

El estudio siguió el progreso de 1.400 bebés nacidos entre 1937 y 1939.De hecho, es probable que en esa época las familias más ricas alimentasen a sus bebés con biberón, ya que disponían de dinero suficiente como para comprar leche de fórmula o pagarle un sueldo a una niñera.

La investigación llegó a la conclusión de que no había diferencias en los índices de amamantamiento según los ingresos familiares o la clase social.

Cuanto más tiempo la madre le dio de mamar a su hijo, mayores fueron las posibilidades de ascenso en la escala social, demostró el estudio.

Y en las familias donde sólo uno de los hijos fue amamantado mientras que el otro tomó biberón también se vieron diferencias en cuanto a sus posibilidades de progresar socialmente, con un 16% más a favor del niño amamantado.

Ascenso

El doctor Richard Martin, director del equipo de investigación, dijo que “nosotros pensamos que si el amamantamiento aumenta el coeficiente intelectual y la salud en el largo plazo, también podría tener algún impacto en el estatus social”.

Pero agregó que “la pregunta es si esto es un efecto del amamantamiento, como por ejemplo el fortalecimiento de la relación con la madre, o si los niños que recibieron la leche materna fueron educados en un mejor medio social”.

Según la doctora Mary Fewtrell, experta en nutrición del Instituto para la Salud Infantil, “hay bastante evidencia que sugiere que el amamantamiento tiene beneficios a largo plazo en cosas como la altura, las funciones cognitivas y la salud en general”.

“El ascenso en la escala social puede entonces ser producto de cualquiera de estas mejoras. Esto significa que el amamantamiento le permitiría a un individuo ascender de clase social al aumentar su altura, su salud o directamente su coeficiente intelectual”.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.