Gripe “podría matar a 62 millones”

Una pandemia global de gripe podría matar a unos 62 millones de personas, advirtieron los expertos.

La pandemia de 1918 se cobró 50 millones de vidas, y los expertos de la revista científica The Lancet predicen que el balance mortal podría ser más alto hoy por hoy, a pesar de los avances técnicos.

Los países más pobres serían los más afectados, ya que en ellos la enfermedad se alimentaría de factores tales como la malaria y el Sida, sostienen investigadores de la Universidad de Harvard.

Agregan que los países en desarrollo pueden prepararse para la pandemia, y el proceso debe ser abordado, dicen.

Cepa mortal

Las epidemias globales de gripes letales suelen darse tres o cuatro veces por siglo.

Algunos científicos creen que un brote puede ser inminente y que sería disparado por la gripe aviar.

Hasta ahora, se han registrado 258 casos de la última cepa de gripe aviar (H5N1) en humanos. El peligro es que esta cepa mute y comience a expandirse rápidamente entre las personas, desatando una pandemia letal.

Para predecir qué tan mortífera sería una ola de gripe de este tipo, el profesor Christopher Murray y su equipo se remontaron a las características de la Gripe Española (1918-1920).

Al extrapolar las tasas de mortalidad a la población mundial de 2004, estimaron que entre 51 y 81 millones de personas podrían morir de un brote similar. Pusieron la media en 62 millones.

El 96% de estas muertes se darían en los países más pobres, donde muchas personas viven en condiciones de hacinamiento y el acceso a la asistencia médica está fuera del alcance, predijeron.

“Sería muy prudente concentrarnos en estrategias prácticas y que estén al alcance de los bolsillos de los países de bajos recursos, donde la pandemia tendrá sus peores efectos”, sostienen.

Neil Ferguson, médico experto en gripe del Imperial College London, St Mary’s, explicó que “El acceso de los más vulnerables a vacunas, antivirales y antibióticos es claramente parte de la solución”.

Aclaró que sería más pragmático, de todos modos, concentrarse en las medidas de salud pública tales como el cierre de las escuelas, la distribución de máscaras y queratina para las casas, aunque falta evidencia de que éstas retrasen o reduzcan los efectos de una pandemia.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.