Vacunas viejas, más eficientes

Según un estudio francés, las versiones más antiguas de la vacuna BCG pueden ser más eficientes para evitar los casos de tuberculosis que las versiones más modernas de la vacuna que se usan hoy en día.

Los cambios genéticos en las variaciones en los últimos años han logrado que las vacunas más nuevas sean menos eficientes, aseguran las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

La vacuna BCG fue creada el siglo pasado en Francia.Los investigadores del Instituto Pasteur aseguran que se deberían llevar a cabo pruebas clínicas para probar las variaciones más antiguas.

Las versiones modernas de la BCG se usan en dos tercios de las inmunizaciones que se realizan en el planeta.

La vacuna BCG fue desarrollada por científicos franceses en 1908, que lograron componer una variación menos potente de la tuberculosis en una solución de glicerina.

Reacción

Esto significaba que, cuando se insertaba esa variación en una vacuna, se produciría una repuesta inmunológica sin causar la enfermedad misma. La tuberculosis mata a unos dos millones de personas cada año.

Una vez que se descubrió su eficacia y seguridad, fue distribuida por todo el mundo.

En ese momento, la única forma de mantener la variación en la vacuna viva en el laboratorio era al seguir cultivándola.

Los análisis genéticos de variaciones fueron enviados a Japón y Rusia en 1925 y las variaciones más “nuevas” que fueron enviadas para ser usadas en Europa entre la década del 30 y la del 60 mostraron que, a lo largo del tiempo, se perdían genes importantes de la variación de la vacuna.

Los investigadores dijeron que, dada esta pérdida, las versiones más nuevas de la vacuna quizás no producirían una reacción inmunológica tan fuerte.

Un estudio en bebés publicado el año pasado descubrió que la cepa japonesa generó una reacción inmunológica más fuerte que las tres nuevas cepas que se usan en el 66% de las inmunizaciones actuales.

“Cambios genéticos”

El director del estudio, doctor Roland Brosch del Instituto Pasteur, dijo: “Las cepas más viejas han pasado por menos cambios genéticos”.

“Las más reciente fueron elegidas porque tenían pocos efectos colaterales, pero quizás la eficiencia es menor y menor”, agregó.

Brosch añadió que además de investigar sobre si los programas de vacunación deberían estar utilizando las cepas más viejas, la experimentación para mejorar la vacuna también debería usar esas variaciones.

El profesor Paul Fine, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que la historia de la BCG es muy complicada.

“Estas vacunas han sido usadas por mucho tiempo y diferentes cepas han sudo usadas, pero los resultados han sido también variados”, afirmó.

“Hay una serie de hipótesis que explican esto, pero evaluar su efectividad no es algo trivial y puede tomar muchos años de trabajo”

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.