El auge de los mamíferos

La extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años tuvo poca influencia en la evolución de los mamíferos según un estudio publicado en la revista Nature.

Una teoría indicaba que el ascenso de los mamíferos estaba directamente ligado a la desaparición de los dinosaurios.

Algunos mam�feros se beneficiaron de la extinción de los dinosaurios.La evidencia que pone en duda la conexión viene del árbol genealógico más completo que se haya recopilado para los mamíferos.

Muestra cómo diferentes grupos, como primates y roedores, están relacionados y cuándo se separaron.

Un equipo internacional recopiló el “súper árbol” mamífero a partir de datos existentes de fósiles y de análisis genéticos.

Durante el periodo cretáceo, cuando los dinosaurios caminaban por la Tierra, los mamíferos existían en un número relativamente pequeños, y no pudieron diversificarse y evolucionar en ecosistemas dominados por los antiguos reptiles.

Evolución explosiva

De acuerdo con el punto de vista establecido, la extinción de los dinosaurios acabó con esta limitación, lo cual permitió que los mamíferos se diversificaran y florecieran hasta ponerlos en el camino del dominio actual que tienen sobre la tierra.

Según este modelo, lo mamíferos con placenta (que son la mayoría, excepto los marsupiales) se dividieron en grandes subgrupos, que se originaron y se diversificaron rápidamente después de la gran extinción de los dinosaurios, que se cree que fue causada por el impacto de un asteroideo un meteorito contra la Tierra hace 65 millones de años (un punto histórico registrado en las rocas y conocido por los geólogos como el límite K-T).

Kate Jones, co autora del estudio, y miembro de la Sociedad Zoológica de Londres, dijo a la BBC: “El impacto del meteorito que mató a los dinosaurios ha sido visto tradicionalmente como lo que dio a los mamíferos la ventaja que necesitaban”.

Sin embargo, el árbol genealógico muestra que los mamíferos con placenta ya se habían dividido en estos subgrupos hace 93 millones de años, mucho antes del impacto y en una época en la que los dinosaurios dominaban el planeta.

Después del origen de estos subgrupos, u órdenes, la tasa de evolución de mamíferos cayó y siguió siendo baja hasta el periodo eoceno, hace 55 millones de años.

El inicio del eoceno estuvo marcado por un rápido calentamiento global y una explosión en los linajes de los mamíferos.

“El superárbol es una nueva manera de mostrar todas las especies de mamíferos del planeta, que empiezan con un ancestro común. Las relaciones entre las especies pueden inferirse a partir de características morfológicas y secuencias genéticas”, explicó Jones.

“Si hubiésemos hecho esto a partir de cero, habríamos tenido que obtener datos morfológicos y moleculares de 4.000 especies diferentes”.

“En cambio, lo que hicimos fue emplear información que ya había sido publicada por cientos de investigadores de todo el mundo. Usamos una nueva técnica llamada construcción de superárboles que nos permite tener toda la información que está allá afuera, volver a codificarla y a analizarla como si fuera parte de una sola base de datos”.

¿Falacia?

La composición de las rocas y los sedimentos marinos del límite entre el paleoceno y el eoceno mostró que la temperatura global aumento 6ºC en menos de 1.000 años, un evento conocido el máximo termal.

Rob Asher, experto en filogenia de mamíferos de la universidad de Cambridge, dijo “los paleontólogos han sabido desde hace más de cien años que no todos los grupos modernos de mamíferos con placenta aparecieron justo después del límite K-T”.

“La mayoría de los órdenes de mamíferos con placenta -es decir, como los gatos, los murciélagos, las ballenas o los humanos- aparecieron en el eoceno. Por otra parte, no todos los dinosaurios desaparecieron al final del cretáceo”.

“Hubo un periodo de varios millones de años al final de esta época que atestiguó varias extinciones de dinosaurios no aviarios, Así que la vieja idea de libro de texto según la cual los dinosaurios del límite K-T desaparecieron y luego llegaron los mamíferos tiene tintes de falacia”.

Los mam�feros pueden haber estado presentes en grandes números mucho antes de la gran extinción.Sin embargo, la idea de que los mamíferos fósiles del cretáceo son los ancestros de los mamíferos actuales, es un asunto controversial, dijo Asher.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.