El nuevo O- universal

Un equipo internacional de científicos anunció haber desarrollado un método sencillo para convertir un grupo sanguíneo en otro.

La técnica podría ayudar a reducir la escasez de sangre para transfusiones en diversas partes del mundo.

La sangre del grupo O- se puede transfundir a pacientes de cualquier otro grupo.Los investigadores, dirigidos por el Dr. Henrik Clausen de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, identificaron enzimas que pueden producir sangre del grupo O- a partir de los grupos A, B y AB.

La sangre del grupo O- se puede transfundir a pacientes de cualquier otro grupo.

Esto no pasa con los grupos A, B y AB, que sólo sirven para personas con sangre compatible.

Enzimas bacteriales

El problema radica en dos moléculas, conocidas como antígenos, que aparecen en los grupos A, B y AB, pero no en el O-.

Cuando tiene lugar una transfusión entre grupos incompatibles, el sistema inmunológico produce anticuerpos contra los antígenos que le faltan.

Estas reacciones pueden resultar en anemias, fallos renales e incluso la muerte del paciente.

El nuevo método usa enzimas bacteriales para eliminar los antígenos de la superficie de los glóbulos rojos de los grupos A y B.

Para llegar a él, los investigadores analizaron 2.500 hongos y bacterias.

Entre ellos descubrieron dos bacterias -Elizabethkingia meningosepticum y Bacterioides fragilis- que contienen las enzimas útiles.

Factor RH

Uno de los científicos, el catedrático Martin Olsson, del Hospital Universitario de Lund, Suecia, le dijo a la BBC que la técnica sería rentable, ya que se podría aplicar en aproximadamente una hora, a temperatura ambiente.

Olsson indicó que ya se están realizando estudios clínicos con pacientes.

En la misma revista especializada donde se publicaron los resultados de la investigación, Nature Biotechnology, dos expertos, Geoff Daniels, del Bristol Institute for Transfusion Science en el Reino Unido, y Stephen Withers, de la Universidad de British Columbia, en Canadá, dijeron que el nuevo sistema podría ofrecer grandes beneficios.

“Este método puede facilitar la fabricación de glóbulos rojos universales, que reducirían sustancialmente las presiones sobre el suministro de sangre”, señalaron.

Los dos especialistas recordaron que, desde hace años, se estudiaba la posibilidad de usar enzimas para convertir grupos sanguíneos, pero que hasta ahora era imposible debido a la ineficacia e incompatibilidad de las enzimas disponibles.

Sin embargo, el nuevo proceso no puede hacer nada contra el factor RH+, que puede provocar reacciones inmunológicas.

Sólo la sangre con el factor RH- se podrá usar para crear sangre del grupo O-.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.