¡Qué maravilla de píldora!

Científicos de Escocia están dedicados de lleno al desarrollo una píldora que podría ayudar a las mujeres a aumentar su libido y, al mismo, tiempo adelgazar.

40% de las mujeres experimentan un descenso en su libido.El proyecto está encabezado por el profesor Robert Millar, director de la Unidad de Reproducción Humana del Consejo de Invetigaciones Médicas de Edimburgo.

Según el experto, las pruebas del fármaco que libera la hormona “gonadotropina tipo II”, han resultado exitosas en animales (especialmente en monas), pero todavía habrá que esperar varios años para conseguir una versión humana.

Millar agregó que también se podría desarrollar en el futuro esta “píldora maravilla” para hombres, pero para eso primero habría que experimentar con animales machos.

Se calcula que la falta de interés sexual es muy común entre las mujeres y hasta un 40% de ellas llegan a padecerla en algún momento de sus vidas.

Dos pájaros de un solo tiro

Existen ya en el mercado farmacéutico una serie de tratamientos para diferentes tipos de disfunciones sexuales.

Por otra parte, cada vez son más las personas que comienzan a recurrir a fármacos contra la obesidad.

Sólo en Escocia (donde se realizó este estudio) se calcula que son unas 8.000 personas, lo que representa un costo anual de unos ocho millones de dólares.

El profesor Millar cree que su investigación podría orientarse a dar con el primer fármaco para un “estilo de vida” que al mismo tiempo que produce efecto en la vida sexual, también incide en el apetito.

A esta conclusión llegó después de los ensayos de laboratorios en los que se inyectó la droga a hembras de dos tipos de simios.

El científico explicó que las monas mostraron una serie de comportamientos dirigidos a provocar el apareamiento.

En efecto, en todos los casos solicitaron a los machos la relación sexual a través de diferentes signos, incluyendo movimientos de la lengua, párpados, cola y el ofrecimiento del trasero.

Pero un curioso e inesperado efecto secundario fue que los animales redujeron considerablemente la cantidad de injesta de alimento, a casi una tercera parte de su dieta habitual.

Escepticismo

Millar y su equipo de investigación trabajan ahora en la producción del fármaco en forma de píldora, la que -según indica- podría ser extremadamente redituable por el interés de la industria farmacéutica en encontrar productos que estimulen la libido.

“La próxima etapa es producir una sustancia que simule las acciones de esta hormona en áreas del cerebro que sospechamos afectan la conducta reproductiva”, dijo el científico.

“Es muy probable que hagamos este trabajo en sociedad con una compañía farmacológica y tengamos la píldola para las mujeres en el transcurso de los próximos diez años”, agregó.

Pero algunos psicólogos criticaron la investigación de Millar por considerar que muchos problemas de disfunción sexual tienen sus raíces en problemas de relación y no en los niveles de libido.

“En mi experiencia, cuando las parejas vienen a consultarme por problemas sexuales, lo último que quieren examinar es lo que ocurre en su relación de pareja. Prefieren creer que se debe a cualquier otra cosa”, dijo la Dra. Lesley Perman-Kerr.

“Creo que las mujeres terminarán tomando esta píldora no tanto para incrementar su apetito sexual, sino para reducir su apetito por comida”, agregó la especialista.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.