Aspirina contra cáncer de colon

Una aspirina diaria puede prevenir el riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto, dice un estudio.

Los investigadores de la Universidad de Oxford, afirman que una dosis de 300 mg. durante cinco años puede ofrecer la protección contra la enfermedad.

Pero los expertos también advierten sobre los peligros relacionados al uso de aspirina a largo plazo.

“La estrategia para tratar de prevenir cáncer de colon con medicamentos antinflamatorios no esteroidales no es nueva” dijo a BBC Ciencia el doctor Zoltan Berger, presidente de la Sociedad Chilena de Gastroenterología.

“Pero esta estrategia tiene muchos problemas -agrega el experto- como los efectos colaterales de la aspirina”.

Los investigadores, sin embargo, afirman que estos resultados, que publica la revista The Lancet, podrían beneficiar a las personas en riesgo de desarrollar la enfermedad.

El estudio analizó los datos de investigaciones realizadas durante 1970 y 1980 con más de 7.500 personas a quienes se les dio distintas dosis de aspirina durante cinco y siete años.

Los participantes recibieron 300, 500 o 1.200 mg. del fármaco y otros una tableta placebo.

Después se siguió a los individuos durante 20 años y se registraron las muertes por cáncer de colon y recto.

Según los investigadores, los efectos comienzan a verse hasta los 10 años ya que ese es el tiempo en que los tumores precancerosos se desarrollan en cáncer.

En el pasado otros estudios han analizado los beneficios de la aspirina.

Sin embargo, esta investigación estudió por primera vez los efectos de distintas dosis del fármaco y de una tableta falsa.

Riesgos y beneficios

Los investigadores descubrieron que una dosis de 300 mg. de aspirina -el equivalente a una tableta- al día durante cinco años redujo la incidencia de cáncer de colon y recto en 74% en los siguientes 10 años.

El consumo de una dosis media o alta de aspirina durante 10 años o más redujo el riesgo de desarrollar la enfermedad entre 50 y 70%.

Según los investigadores, los efectos protectores de la aspirina parecen ser consistentes independientemente de la edad, el sexo, raza o país de origen.

Pero tal como señala el doctor Zoltan Berger, el consumo de aspirina a largo plazo tiene muchas dificultades.

“Por ejemplo, la incidencia de la enfermedad varía entre los países”.

“En América Latina -agrega- la frecuencia del cáncer de colon y recto es menor que en Europa y es menor que la frecuencia de cáncer gástrico”.

“Otra dificultad son los efectos colaterales de la aspirina sobre el estómago, puede provoca úlceras en el tracto gastrointestinal, puede llevar a hemorragias gastrointestinales, y estos son efectos considerables”, afirma el experto.

Pero los científicos afirman que estos resultados son particularmente importantes para un subgrupo de personas que tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer colorectal.

Estos son los individuos con un familiar cercano que ha padecido este tipo de cáncer, lo cual aumenta el riesgo de dos a cuatro veces en la vida.

“Debido a esos efectos, no recomendamos el uso de aspirina para prevención de cáncer en la población en general”, señala el doctor Berger.

“Pero estando en un grupo de riesgo de cáncer colorectal, el consumo de aspirina podría ser muy beneficioso y una posibilidad importante en el futuro”, agrega.

Sin embargo, dice el experto, “no hay que olvidar que la principal herramienta de diagnóstico y tratamiento precoz sigue siendo la colonoscopía”.

“Pero cualquier cosa que nos ayude a disminuir la posibilidad de la transformación de adenomas, será muy importante”, afirma Zoltan Berger.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de colon y recto es el segundo tipo de cáncer más frecuente en Occidente.

Esto, después del cáncer de pulmón en los hombres, y el de mama, en las mujeres.

Y cada año, afirman los expertos, hay cerca de un millón de nuevos casos de la enfermedad en el mundo.

Fuente: BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia

Comments are closed.