Investigación genética es “segura”

La exploración de embriones con el fin de detectar desórdenes genéticos no incurre en mayores riesgos que los que presenta el procedimiento de fertilización in vitro (IVF, por sus siglas en inglés), sugiere un estudio.

Existen dudas relacionadas con la seguridad del DGP.La última investigación realizada por la Universidad Libre de Bruselas examinó el desarrollo de 583 niños nacidos luego de haber llevado a cabo el denominado diagnóstico genético preimplantacional (DGP).

Existen dudas sobre la seguridad este procedimiento debido a que es una técnica relativamente nueva que requiere remover una célula de un embrión luego de tres días.

El estudio fue presentado en la reunión de la Sociedad Europea de Genética Humana.

El DGP se introdujo por primera vez en 1990 como un procedimiento en fase experimental.

A través de este procedimiento se chequean óvulos fertilizados para saber si existen desórdenes genéticos con el fin de que un embrión pueda ser implantado dentro del útero materno como se realiza en la fertilización in vitro (IVF).

Comparación

Investigadores a nivel mundial han estado monitoreando el progreso de los niños DGP, para establecer si presentan secuelas a largo plazo.

El DGP se introdujo por primera vez en 1990.En el grupo de estudio de los investigadores belgas, 563 de los 583 niños nacieron vivos.

Al momento de su nacimiento estos bebés tenían un peso corporal comparable al de aquellos que sólo tuvieron tratamiento de IVF y los de otro procedimiento denominado ICSI, en donde el esperma es inyectado directamente en el óvulo.

A los dos meses y posteriormente a los dos años de edad, lo niños parecían ser igualmente sanos y la tasa de defectos de nacimiento o malformaciones, era comparable entre los grupos.

El jefe de la investigación, Ingeborg Liebaers, del Centro de Investigación de Genética Reproductiva de la Universidad Libre de Bruselas, dijo que aunque los resultados son alentadores aún se necesitaba investigar la tasa de muerte perinatal, que era mayor en los casos de IVF y ICSI.

El profesor Alan Handyside portavoz de la Sociedad de Fertilidad Británica, saludó el estudio pero advirtió que aún hay que esperar más décadas para ver los resultados a largo plazo ya que los primeros niños DGP tienen ya casi 17 años.

Oposición

Los críticos se oponen a la idea de explorar embriones para detectar desórdenes genéticos.

Existe preocupación sobre el posible riesgo genético al que se exponen los niños que han nacido tras la utilización de técnicas reproductivas como IVF, debido a la manipulación del óvulo y del esperma durante el proceso.

La Sociedad de Fertilidad Británica señala que no hay datos concluyentes que vinculen el IVF con una anormalidad específica, aunque algunos estudios recientes muestran un aumento en desórdenes que pueden provocar algún tipo de discapacidad intelectual.

La institución dice que “estos son desórdenes muy poco frecuentes y los datos recientes indican que aunque pueden haberse incrementado como resultado del IVF aún son muy aislados”.

Fuente:  BBCMUNDO.com

Leave a comment

Filed under Ciencia, Tecnología

Comments are closed.